Psicología para niños, adolescentes y adultos

Niños y adolescentes: Estas sesiones son planteadas con el fin de que los niños/as chicos/as adquieran una madurez emocional suficiente para resolver los conflictos que les plantea su entorno. Sentirse mejor con ellos mismos.

Cuando hay una demanda se hace una primera entrevista con los padres para recoger los datos básicos y el motivo de la consulta. Posteriormente se realiza una evaluación para determinar la intervención más adecuada y se realiza una devolución nuevamente a los padres para determinar el trabajo que se realizará. Las sesiones suelen ser semanales o quincenales y se hace un seguimiento continuado con la escuela y otros profesionales que intervengan en el caso. El trabajo con los padres, es fundamental para el proceso.

Adultos: Las psicólogas del centro realizan las sesiones con aquellas personas que quieren un acompañamiento psicológico. Sesiones individuales, donde se trabajará lo que sea necesario en cada caso.

La finalidad de la ayuda psicológica es fomentar las herramientas de la persona para que pueda mejorar su calidad de vida. Una mejora en la autoestima, expresión, autoconocimiento, relaciones personales, gestión de las emociones ... Ayudar a conocerse a uno mismo, aceptarse, sentirse bien, quererse, para poder mejorar aspectos y abrirse al mundo.